Peligros de usar el microondas

Microondas-500x325

  • Comer alimentos recalentados a diario o cocinados con el microondas causa daños permanentes a largo plazo debido a las transformaciones que sufren los nutrientes de la comida.
  • El cuerpo humano no tiene la capacidad de desdoblar las sustancias desconocidas, es decir, lo que se forma en el interior de los alimentos calentados en este electrodoméstico
  • La producción de hormonas (femeninas y masculinas) se altera o interrumpe
  • Las sales minerales de los vegetales se convierten en radiales libres, causantes del cáncer.
  • El consumo de alimentos preparados en el microondas provoca el crecimiento de tumores cancerígenos en el estómago y el intestino (por ello son tan frecuentes los casos de cáncer de colon)
  • El consumo periódico de estos alimentos causa un aumento en las células cancerígenas en los tejidos
  • Debilita el sistema  inumológico debido a las alteraciones causadas en el plasma sanguíneos y los ganglios linfático
  • Altera las funciones cognitivas del cerebro, lo que provoca pérdida de la memoria, inestabilidad emocional y falta de concentración.
  • Los nutrientes, minerales y vitaminas de la comida se reducen o alteran en el microondas, por ende, es “como si no los hubiéramos consumido”
  • Se destruyen hasta el 75% de los antioxidantes de los alimentos, las ondas electromagnéticas hacen vibrar las moléculas de agua generando una fricción de dentro hacia afuera, alterando la estructura química
  • El uso del microondas está relacionado a diferentes enfermedades como ser resfriados o gripe.
  • Las paredes celulares de las verduras calentadas con este electrodoméstico aparecen desgarradas completamente (vistas con un microscopio)
  • Generan radiación electromagnética
  • Revitalizan los alimentos a nivel energético
  • Calentar la leche materna en el microondas, un completo error
    Otra de las investigaciones en relación al uso de este electrodoméstico tan popular tiene que ver con su utilización para calentar la leche materna que consumen los bebés. Los pediatras informan que este no es un hábito muy saludable y tratan de hacer comprender a las madres de que evitar esa práctica evitará problemas en sus hijos.Si bien es cierto que calentar la leche en la hornalla también hace que pierda ciertos nutrientes, con el microondas el mal es mayor, ya que además, como se explicaba anteriormente, las ondas electromagnéticas modifican los componentes de los alimentos. Lo que puede traer como consecuencia en el caso de los bebés, que se enfermen más seguido, que no tengan las defensas en buenas condiciones, que empiecen a generar más cantidad de radicales libres, etc.